Caminar es un ejercicio de bajo impacto que tiene muchos beneficios a corto y largo plazo ya que favorece la salud de quien lo practica, es una actividad necesaria que nos permite llevar una vida útil y sana.

La población adulta mayor que adquiere el hábito de las caminatas diarias, puede lograr una gran mejoría en algún tipo de patología que presente, además de mantenerse con mayor grado de independencia, lo cual contribuye a mantener una mejor calidad de vida.

En los CBA de FUNDARIAS se han implementado las caminatas semanales para los residentes, las cuales se realizan al aire libre en las zonas verdes de las instituciones y son dirigidas por personal idóneo donde se complementan con ejercicios básicos, para favorecer su capacidad física funcional, como son: la coordinación, el equilibrio, la motricidad fina y gruesa, la reducción del estrés y la libre participación en pro de un envejecimiento activo.

Esta actividad tiene buena acogida por parte de los residentes quienes se muestran receptivos y participativos, además se les incentiva a realizar sus caminatas diarias de forma individual y colectiva ya que es un hábito que tiene innumerables beneficios para la salud física y mental

Beneficios de caminar

  • Previene  el aumento de la presión arterial, del colesterol y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Mejora la capacidad pulmonar y la resistencia del corazón, favoreciendo la frecuencia y la duración de la actividad física.
  • También reduce el riesgo de padecer diabetes tipo II en un 30-40 por ciento.
  • Nos beneficia al momento de mantener el peso corporal, evitando la obesidad.
  • Hace que el humor y la autoestima aumente de forma positiva.

¡Una excelente disposición  a la hora de caminar traerá mejoras a  sus  vidas!

Autor:

Natalia Montoya Toro

Coordinadora de actividades ocupacionales