Hoy estamos felices de cumplir 60 años brindando ayuda, servicio y mucho amor a todos nuestros ancianos. Conoce un poco de nuestra historia y únete a la celebración. 

Un poco de Historia

Fue a comienzos de los años sesenta, cuando los hermanos Botero Arias: Alberto, Luis Eduardo, Bernardo y Dolly, constituyeron la “Fundación Berta Arias de Botero”, en interpretación de los deseos expresados por su madre Berta y su hermano Arturo, antes de su muerte. 

La Gobernación de Antioquia el 19 de octubre de 1960 le otorgó la personería jurídica con la finalidad de “Construir casas para suministrar en comodato o préstamo de uso a familias pobres que lo merecieran por sus especiales condiciones de moralidad y corrección, número de hijos, etc., y luego cuando su capital lo permitiera, atender el sostenimiento de un asilo de ancianos. Sin ánimo de lucro, simplemente caritativo”.

Quienes conocieron a doña Berta Arias de Botero, una señora procedente de Fredonia Antioquia, casada con el Señor Abel Botero Ochoa, con quien tuvo cinco hijos y de quien enviudó tempranamente, hablan de su generosidad, su disposición para ayudar no solo a sus parientes y amigos sino a todo aquel que lo necesitara y también de su devoción al Sagrado Corazón de Jesús, a partir de la cual empezó su hermosa obra social.

Se inició entonces en 1960 la adjudicación de viviendas en comodato en el barrio Manila de El Poblado, a personas mayores que por los avatares de la vida habían perdido sus bienes.  Asimismo, en 1970 una de las fincas de la familia, ubicada en La Estrella, Antioquia, comenzó a funcionar con 50personas mayores, lo que hoy se conoce como Centro de Bienestar al Anciano San Bernardo.

Todo esto se hacía con la supervisión de la Señorita ,Dolly Botero Arias una mujer amistosa, creyente, generosa, inteligente, estricta y muy organizada. La Fundación fue una de sus grandes devociones, a ella dedicó sus últimos años cuando asumió la Dirección General y también le legó sus bienes. Por su parte, el señor Alberto, fiel al deseo de su madre, abrió las puertas de la finca La Guamo, propiedad también de la familia, a un pequeño grupo de personas mayores y sin recursos económicos, en su mayoría oriundos del suroeste antioqueño

Años más tarde, propiamente en el año 2000 se conformó la Junta Directiva de la Fundación, con el fin de mantener el legado de la familia Botero Arias y extender la obra social; fue así como en el año 2005 se creó el Centro de Bienestar al Anciano Sagrado Corazón de Jesús en la antigua casa de Ejercicios Loyola ubicada en el Barrio Buenos Aires de la ciudad de Medellín y luego en el año 2014 los residentes de esta sede fueron trasladados al CBA San Bernardo.

Dolly Botero Arias, dedicó sus últimos años a la Fundación.

Ya en el mes de septiembre del año 2018, la Fundación asume el reto de administrar otros dos centros de bienestar al anciano, uno ubicado en el municipio de Támesis llamado Roberto Obando Cardona y otro en el municipio de Copacabana el cual recibe el nombre de Sagrado Corazón de Jesús, con el fin de fomentar un enfoque de envejecimiento activo y atender de forma integral a los residentes, gracias a un equipo humano competente e idóneo que contribuyen al bienestar de los mismos.

Ahora bien, cabe mencionar que la Fundación siempre le ha apostado a brindar servicios de alta calidad a la población adulta mayor, por lo cual en el año 2007 obtuvo su primera certificación en calidad por parte del ICONTEC en la norma ISO 9001:2008 y años más tarde en la norma ISO 9001:2015, lo cual le ha permitido ser referente para otras instituciones con nuestro mismo objeto social y ser reconocida a nivel nacional.

Autor

Carolina Bolívar Santamaría

Directora CBA Sagrado Corazón de Jesús